Corporación Pro Ayuda al Enfermo Reumático

Mayo 2012| Noticias | Artritis Reumatoide 

Cigarrillo aumenta síntomas y desarrollo de Artritis Reumatoide

Estudios europeos y norteamericanos señalan que el tabaco aumenta gravedad y severidad de la enfermedad, además de generar predisposición a desarrollarla en quienes poseen antecedentes familiares.

La Artritis Reumatoide se desarrolla con mayor gravedad en una persona fumadora

La Artritis Reumatoide se desarrolla con mayor gravedad en una persona fumadora

A la necesidad de cuidar el peso, la alimentación y hacer ejercicio, se ha sumado el consumo del tabaco como un factor esencial en el cuidado de pacientes reumatológicos.

Por esa razón, el Dr. Miguel Albanese, ex Presidente de la Sociedad Uruguaya de Reumatología (2007-2008) y uno de los especialistas que más ha estudiado el tema en América Latina, señala: 

“El primer medicamento contra la artritis es el abandono del mal hábito del tabaquismo, por toda la evidencia científica acumulada en favor de esa decisión”.

Estudios realizados en Europa y Estados Unidos avalan la hipótesis de que el tabaco agrava los síntomas de quienes poseen Artritis Reumatoide (AR), y también aumenta las posibilidades de desarrollarla en personas que tienen antecedentes familiares con esta enfermedad.


Peligroso compañero

Según una investigación española presentada en el Congreso de la Liga Europea contra las Enfermedades Reumáticas (EULAR), el cigarrillo es un factor de riesgo para generar AR, y tiene la misma influencia en el desarrollo de la enfermedad que el factor genético más conocido hasta la fecha: el antígeno HLA. Esto implicaría que un hijo fumador de un paciente con AR, tiene un riesgo casi 10 veces mayor que el resto de la población de generar trastornos asociados a esta enfermedad, mientras que si no tiene antecedentes familiares, la posibilidad es cuatro veces mayor.

El doctor Albanese afirma que “el que fuma no sólo tiene más opciones de enfermar, sino que la enfermedad se expresa con mayor gravedad. Estudios inmunogenéticos han aportado las explicaciones fisiopatológicas del tabaquismo como desencadenante de la AR. La exposición al tabaco en presencia del epítopo compartido (código de genes), permitiría iniciar las reacciones inmunes específicas de las proteínas citrulinadas y explicarían esta interacción genético-ambiental”. En otras palabras, ante ciertos genes el consumo de tabaco posibilitaría que se desencadenen las reacciones que dan origen a la AR.

Reveladoras conclusiones

Por otra parte, durante el último Congreso Europeo de Reumatología, médicos norteamericanos presentaron un estudio en el que se analizaron 7.500 casos de pacientes  con artritis reumatoide. Cerca de 1.000 de ellos eran fumadores activos, 1.757 habían alguna vez sido consumidores y el resto nunca habían usado cigarrillos. Los primeros presentaban articulaciones sensibles o inflamadas, además de otros factores agravantes de la enfermedad, como nódulos subcutáneos y factor reumatoideo (anticuerpo presente en la enfermedad) en la sangre.

Apoyando estas investigaciones, médicos de la Universidad de Nebraska (Estados Unidos), analizaron 300 muestras de sangre de pacientes, estudio que demostró que el
tabaco modifica los niveles de varias sustancias relacionadas con la inflamación, como las citoquinas y del factor reumatoideo.

Prevención y autocuidado

La artritis reumatoide sigue siendo una patología misteriosa, de la que se sabe que existe un componente genético y otro ambiental que promueven su desarrollo, y aunque este último es a veces difícil de conocer, estas investigaciones han revelado que el tabaco es el principal factor de riesgo externo que predispone la enfermedad.

Por otra parte, el tabaquismo ha demostrador ser influyente en otras patologías relacionadas con el sistema osteo articular y con la fisiopatología de muchas otras enfermedades. Por ello, el Dr Miguel Albanese asegura que “hoy día el enfermo debe tener una actitud más activa con respecto a su salud y tomar decisiones como dejar el tabaco, significan mejorar el pronóstico de su porvenir”.

Ir arriba