Corporación Pro Ayuda al Enfermo Reumático

Sandra Silva

Sandra Silva

"Ya a los 30 años comencé a usar silla de ruedas, puesto que ni siquiera podía caminar. Tengo apenas 42 años y estoy postrada en mi cama sin poder hacer nada"
Tengo apenas 42 años, sin embargo, llevo una vida que no corresponde a mi edad. Estoy postrada en mi cama sin poder hacer nada, con el miedo constante de quebrarme algún hueso, o a que se me salga la cadera. Debido a la Artritis Reumatoidea (AR) debí someterme a una cirugía para implantarle una cadera, porque ésta se me había salido varias veces.
Pese a todas estas dificultades mi familia ha sido un gran apoyo, pero no puedo evitar sentirme una gran carga que les ha hecho la vida muy difícil. Mis hijas no pueden salir tranquilas porque saben que tienen que venir a cuidar a su mamá… es terrible.
He intentado todo. Diferentes opiniones y tratamientos, tanto en Chile como el extranjero. En nuestra desesperación mis hijas se contactaron con The Arthritis Foundation de Atlanta, quienes señalaron que si hubiera tenido terapia biológica a tiempo no hubiera llegado a este estado. Para que la gente que tiene AR no llegue al punto en que me encuentro es que es tan importante que los biológicos entren al AUGE, como terapia garantizada para quienes la necesitan.
Testimonio de pacientes con Artritis Reumatoide
2021-01-28T23:11:29+00:00
"Ya a los 30 años comencé a usar silla de ruedas, puesto que ni siquiera podía caminar. Tengo apenas 42 años y estoy postrada en mi cama sin poder hacer nada" Tengo apenas 42 años, sin embargo, llevo una vida que no corresponde a mi edad. Estoy postrada en mi cama sin poder hacer nada, con el miedo constante de quebrarme algún hueso, o a que se me salga la cadera. Debido a la Artritis Reumatoidea (AR) debí someterme a una cirugía para implantarle una cadera, porque ésta se me había salido varias veces. Pese a todas estas dificultades mi familia ha sido un gran apoyo, pero no puedo evitar sentirme una gran carga que les ha hecho la vida muy difícil. Mis hijas no pueden salir tranquilas porque saben que tienen que venir a cuidar a su mamá… es terrible. He intentado todo. Diferentes opiniones y tratamientos, tanto en Chile como el extranjero. En nuestra desesperación mis hijas se contactaron con The Arthritis Foundation de Atlanta, quienes señalaron que si hubiera tenido terapia biológica a tiempo no hubiera llegado a este estado. Para que la gente que tiene AR no llegue al punto en que me encuentro es que es tan importante que los biológicos entren al AUGE, como terapia garantizada para quienes la necesitan.
Ir arriba