Corporación Pro Ayuda al Enfermo Reumático

¿QUÉ SON LOS BIOLÓGICOS?

¿Qué son los tratamientos biológicos?

En el tratamiento de la artritis reumatoide las terapias biológicas llevan más de 10 años en el mercado, con resultados satisfactorios; existe amplia evidencia científica sobre su eficacia y seguridad.

¿Cómo se originan?

A diferencia de las drogas obtenidas mediante procesos químicos, se derivan de componentes de origen biológico como microorganismos, órganos y tejidos de raíz vegetal o animal, células o proteínas de origen humano; de ahí su nombre.

Estas proteínas se producen en laboratorios de modo similar a como lo hace nuestro sistema inmune, ello permite usarlas para atacar componentes específicos involucrados en la génesis y desarrollo de la artritis reumatoide, preservando las funciones inmunológicas que sí son útiles.

Beneficios

Su alta especificidad permite a los reumatólogos actuar en cada etapa de la enfermedad, bloqueando pasos claves que posibilitan el control de la inflamación, reducen e impiden la progresión del daño articular. Ello implica una mejora sustancial en la calidad de vida de las personas, con incluso a partir de la primera semana de uso, permitiéndole retomas sus actividades habituales en el ámbito familiar y laboral.

Efectos adversos

Los efectos secundarios de estas terapias son infrecuentes y pueden relacionarse con problemas en la administración y alergias. Debido al efecto que tienen sobre los mecanismos inmunitarios, debe alertarse sobre la posibilidad de infecciones bacterianas o virales.

 

Costo efectividad

Su desarrollo mediante complejas técnicas de ingeniería molecular explica su alto costo de mercado y la dificultad que la mayoría de las personas con artritis reumatoide tiene para financiarlos en forma particular. Por eso que en Chile se busca garantizar su cobertura a través del plan AUGE.

Estudios de costo efectividad muestran que para el país es más beneficioso invertir en la recuperación productiva de estas personas -muchas en plena edad laboral y reproductiva, que desean reincorporarse a sus trabajos- que cubrir los gastos en licencias, jubilaciones anticipadas y cirugías ortopédicas generados por la enfermedad.

¿A quiénes se recomienda?

Están indicadas para pacientes con diagnóstico de artritis reumatoide que hayan recibido tratamiento con drogas convencionales en dosis adecuadas y, tras varios meses, no muestren respuestas satisfactorias; es decir, persistan con más de seis articulaciones inflamadas o dolorosas.

Ir arriba